Cada paso cuenta.

Sin importar cuál sea tu velocidad, caminar, correr o ir de caminata son formas excelentes de reducir tus niveles de estrés y ansiedad, controlar tu peso e incrementar tus niveles de energía. Además, no hay una manera que sea más económica de estar en forma sin necesidad de ningún equipamiento especial. ¡Agarra camino, no hay nada que te detenga!

Por suerte vives en Filadelfia, una de las mejores ciudades para caminar en esta área. La ciudad incluso cierra las calles más transitadas para llevar a cabo carreras como el “Broad Street Run” y la “Philadelphia Marathon” todos los años. ¡Pero no tienes que correr 26.2 millas para probar que sabes moverte!

Captura los atardeceres y los cambios de estación desde tu mirador favorito. Absorbe la naturaleza y visita el “Forbidden Drive” (significa “Camino Prohibido,” pero no es prohibido de verdad). Saluda a tus viejos amigos y conoce a gente nueva mientras das la vuelta al barrio después del trabajo. ¿Quieres compañía? Lleva a un amigo (de dos o cuatro piernas) para motivarte. O únete a “Latinas in Motion,” “Black Girls Run,” o los “Philly Runners,” clubes que aceptan personas de todo nivel de atletismo. profesionalismo. Siempre hay lugar para ti.

Mientras mantienes tu meta de 10,000 pasos al día, simplemente recuerda: no importa que tan rápido vayas, cada paso cuenta.