El pasatiempo favorito de América.

La gran mayoría de los que hemos jugado béisbol o sóftbol nos acordamos de las ingeniosas formas en las que rompíamos nuestros guantes, o tenemos recuerdos especiales de nuestra niñez jugando a la pelota. Son rituales como éstos los que hacen que el béisbol sea el pasatiempo favorito de América.

Es genial formar parte de un juego de béisbol o sóftbol, pero no siempre es necesario tener equipos de nueve para divertirse. Un lanzador, un bateador y un cubo de pelotas es todo lo que necesitas para pasarlo bien y hacer ejercicio. Lo básico de pegarle a la bola sigue siendo lo mismo: agarra bien el bate, mantén tus ojos fijos en la bola, da un paso adelante y conecta, y siempre deja que tu cuerpo siga el movimiento del bate. ¡Ahora prepárate para correr! No importa si llegas a aprender las diferencias entre los diferentes tipos de bateo, sólo sal a jugar otra vez. Experimenta esa sensación única que te da cuando el bate golpea la bola, y te da un sencillo, un doble, un triple o hasta un jonrón.

Los centros de recreación como el Clemente Rec Center o el Markward Rec Center son sólo dos de los muchos lugares donde puedes practicar tu bateo. Y si tienes suerte, podrás ver a nuestra propia Mo’ne Davis, quien fue la primera niña en la historia en lanzar una blanqueada  en la postemporada de Little League. Mo’ne practica con su equipo los “Taney Dragons” en Markward aquí en Filadelfia.

Si ser un jugador del campo es lo tuyo y quieres hacer ese doble o triple play, y atrapar todas las pelotas que van hacia ti, entonces hay una liga que te está esperando. Eleva tu juego con una visita a los campos del Belmont Plateau, y después, asegúrate de asistir a un partido de los Phillies en la noche en el “Citizen’s Bank Park.”